COMUNIDAD

Es el espacio común del Comedor Social del Pumarejo, a lo largo de los años de existencia y resiliencia, de lucha por seguir existiendo y ganas de seguir reuniéndose y apoyándose se ha ido fraguando una auténtica comunidad de vida, que fomenta las sinergias, la polinización cruzada,  el encuentro de distintos saberes y maneras de ver el mundo, de vivir su propia sexualidad e identidad de género, desde el respeto, sin juzgar  las diferencias y aportando a la comunidad en cuanto seres sentí-pensantes , en los que la emoción y la razón están indisolublemente ligadas.  Y convencidas de que “lo privado es político”, creando, manteniendo y participando en esta comunidad estamos ejerciendo nuestras prerrogativas de sujetos políticos. La socióloga Silvia Rivera Cusicanqui nos llama a ejercer una micropolítica, creando “pequeñas comunidades de afinidad con afiliación de orden emocional y racional” y a partir de éstas, tejer redes. Esta comunidad y esas redes tienen un gran valor en sí mismas y son elementos claves para sobrevivir a esta coyuntura y para “mantener la brasa viva para que pueda otra vez, encenderse el fuego” en un ciclo social más propicio, en el que la vida y los afectos se vuelvan a poner en el centro.

Las mujeres, así como las comunidades y colectivos perseguidos, vencidos, marginalizados, colonizados y migrados tienen una dilatada experiencia en mantener vivos esos rescoldos de comunidades y lazos afectivos y de identidad y ya es hora que se reconozca y de prestigio a esa labor. Por tanto creemos que el verdadero motor de este proyecto es la comunidad que está detrás de ello, constituida por instituciones, colectivos y personas, que están dispuestas a aportar al proyecto sus brazos, sus saberes, sus sensibilidades y sus habilidades, según las necesidades comunes de cada momento. Porque, como decía Eduardo Galeano “El hambre, no es sólo hambre de pan, también hay mucha hambre de abrazos”-“Y no seremos plenamente humanos, ni seremos de veras democráticos mientras no seamos capaces de construir un mundo sin hambre de pan ni de abrazos.”

Vídeos sobre nuestro comedor:  1   2